Los modelos de degradación aprenden el comportamiento histórico de variables críticas de tus activos para generar pronósticos de su comportamiento futuro, identificando tendencias complejas en el tiempo.

Es importante que las variables utilizadas sean capaces de reflejar una degradación del activo (como por ejemplo la velocidad de vibración en motores de velocidad constante), y no correspondan a mediciones de variables aleatorias que no tienen que ver con el estado del activo.

¿Encontró su respuesta?